17 Enero, 2018
A- A A+

Facebook Page Display

IMG 3831

Carmelita tiene su origen hace más de 90 años como un campamento chiclero. Esta zona se caracterizaba por poseer una gran área de bosques latifoliados con la presencia de una variedad de especies forestales como caoba ( Switenia macrophylla) , cedro ( cederela odorata), manchiche (Lonchocapus castilloi), Santamaría (Silybum marianun) pucte ( Bucida buceras), y chicozapote (Manilkara Zapota) en un inicio la única manera de poder trasladarse a carmelita era por medio de transporte aéreo, debido a que las condiciones de accesibilidad no permitían otra forma de transporte. Carmelita nace en medio de esta zona boscosa desde 1925, en el cual una gran cantidad de personas laboraban en la extracción de chicle (producto de látex de este árbol) en busca de ingresos económicos para su subsistencia, por ello desde su origen la comunidad posee tradición y cultura extractiva de chicle, xate (Chamaedorea sp.) y pimienta (pimienta dioica) sus primero fundadores llegaron de México fueron una familia de apellido Crasborn de procedencia turca, luego se unió al campamento el señor Atilano Cámara, uno de los primeros contratista en llegar a la zona y a quien en honor a su hija se le da el nombre de Carmelita a la comunidad.

FUNDACION Y AUGE DEL CHICLE (1935 A 1945)

Carmelita a partir del año 1935 comienza a experimentar un gran movimiento en su territorio con la presencia de un sinnúmero de personas y la construcción de pequeñas infraestructuras para el trabajo en la extracción de chicle.

Las personas que comenzaron a llegar eran obreros de las zonas aledañas y contratistas de otros lugares de Guatemala. Debido a que la extracción de chicle se convirtió en la actividad principal de la zona generando ingresos fuertes a la economía de la comunidad. Por ello, se construye una central de acopio, lugar donde se almacenaba el chicle para todos los campamentos del área. El centro de acopio de chicle era una bodega construida de madera, techo de lamina y piso de cemento que posteriormente se convirtió en una salón comunal. En ese entonces el chicle se vendía por quintal ( según miembros de la comunidad el precio por esos años estaba por los Q18.00 –US$18-; En la actualidad el precio es de US$240)

En este periodo en Carmelita habitaban aproximadamente alrededor de unas 500 personas (entre niños, mujeres y hombres), integradas en una 80 familias, además existían dos familias indígenas (maya-itzaes) oriundas de la zona (en la actualidad hay 69 familias en la comunidad).

La temporada de chicle era casi todo el año, empezaba en mayo y terminaba en marzo (ahora empieza en septiembre y acaba en febrero) los chicleros firmaban contratos que tenían como mínimo una cuota de 10 quintales por extractor, el que no cumplía con el contrato no tenia derecho a su liquidación.

Para los años 40 y 45, Carmelita fue conocida como una zona importante en la actividad chiclera, había contratistas que ayudaban al chiclero cada vez que lo necesitaban bajo el esquema de adelantos, bajo el cual el contratista le daba una cantidad como adelanto del trabajo de extracción que el chiclero dejaba con su familia y que posteriormente el contratista descontaba junto con los víveres que el chiclero consumía. Usualmente, para el inicio de la temporada casi todos estaban nuevamente contratados.

En Carmelita se construyo una pista de aterrizaje para el transporte del chicle por vía aérea, edificada en ese entonces sin la utilización de maquinaria todo tuvo que ser a mano con el esfuerzo de la gente de la comunidad. En ese entonces no existía la vía terrestre los chicleros llegaban en avión, don Atilano dirigió la construcción de la pista levantada entre los años 1939-40. La compañía área AVIATECA, era la que se ocupaba del traslado de chicle y este era vendido a la compañía de CHICLE DEVELOPMENT.

COSTUMBRES:

Se construyo una iglesia católica debido a que las personas que trabajaban y comenzaban a realizar las actividades económicas y sociales en la comunidad eran mexicanas y de religión católica. Celebraban su feria comunal en honor a la virgen del Carmen (16 de julio). La persona mas influyente en ese momento era don Atilano Cámara, quien era oriundo de ciudad del Carmen y se cree que por eso se celebraba la feria el día de la virgen del Carmen. Normalmente se acostumbraba a celebrar la elección y coronación de la reina la noche del 15 de julio y el 16 hay actividades deportivas. Es costumbre de la comunidad celebrar el día de los muertos (y todos los santos) que se celebraban los días 1 y 2 de noviembre. Se hacen calaveras de toronja y salen a pedir ixpazaá, (conserva de frutas)a todas las casas. Existían costumbres y valores muy buenos por parte de las personas de carmelita, si se perdía un chiclero el alcalde auxiliar reunía a la gente para buscarlos, si había algún enfermo la gente colaboraba siempre con lo que podía (medicina natural, cuidado, comida, etc.) En los velorios se reunía toda la gente para acompañar a los familiares del fallecido. Los bailes los realizaban con marimba y llevaban serenatas con guitarra, no existía tanta inseguridad por robo pues la gente era muy unidad y muy respetuosa entre ellos mismos.